Consiste en la intervención de los espacios a través del DISEÑO DE UN MOBILIARIO que  responda a los requerimientos de quienes en ellos viven.

Surgiendo muchas veces como consecuencia de una consulta, apunta a lograr a través del diseño, que los muebles formen un todo con el espacio donde se sitúan, potenciando las cualidades de los mismos.